VIDA EN EL PASADO

TALLO PALEOZOICO
Interpretación de tallos y columnares primitivos de los equinodermos crinoideos

Por
JOSÉ MARTÍN ROLDÁN

RESUMEN
El descubrimiento de tres placas con restos de braquiolas en Navas de Estenas, Montes de Toledo y su posterior análisis ha llegado a conclusiones que aquí se incluyen.
PALABRAS CLAVE: Crinoide, Crinoideo, tallo, columnar, Equinodermos, Blastozoos, Cistideos, braquiolas, facetas, placas braquiolares, cistoideos, Diploporita, Rombífera, Blastoideos, Crinozoos, Inadunata, Camerata, Tholocystis, Codiacystis, Calix, Pentacalix, Phyltrocystites, Glyptosphaeritida, Spheronitida, Asteroblastida, Helicoplacoideos, Ordovicico, Llandeilo, Llanvirn, Montes de Toledo, Navas de Estena, España.

COLUMNA O PEDÚNCULO PRIMITIVO

Móstoles 1992 (calculado por la correspondencia en mi poder con diferentes departamentos)
El trabajo dice así:

Explicación a las muestras A, B y C
De unas placas de pizarra, de los Montes de Toledo

Interpretar las muestras es difícil, porque en casi la totalidad de los fósiles ha desaparecido la materia primitiva, quedando un negativo. Por ello si queremos llegar a un buen resultado, y conocer la realidad, tenemos que conseguir mentalmente la inversión de lo que vemos, donde hay materia estaba el hueco y donde está el hueco estaba la materia.
Está constituida la muestra por cinco placas o piezas iguales, placas que están colocadas tres sobre dos en una forma alargada, figura 2.
Pensando que podian ser columnares, tenían que haberse formado por evolución de una forma pentá radiada; pero lo que veía no coincidía, no era lógico, había una deformación pos mortem, figura 3.
corrigiendo la deformación nos encontramos con un tallo pentá radiado y pentá placado, figura 4, que coincidiría con la columna de un crinoideo primitivo, con un gran lumen. Así estos tallos, estaban constituidos por columnas de cinco placas u osículos.
Con esto estaba solucionado el problema, buscando información en H. H. Swinnerton, Ediciones Omega Barcelona 1961, figura 5,
Siguiendo el proceso evolutivo según el citado autor, se fueron desplazando para compensar la diferenta de altura que existía entre placas consecutivas, figura 6, posteriormente una vez las placas al mismo nivel, las placas se soldaron dándonos las placas columnares actuales. Esto es dificil, no se pueden desplazar placas colunnares, para compensar, siendo impares, en un cilindro, a no se que cortemos una al medio. Ésta forzada solución ha sido rebuscada para dar solución a su aceptación de placas hexagonales.
La única solución a su propuesta es que las placas estén colocadas en espiral helicoidal, pasando en cada vuelta a un nivel superior. Figura 7.

Dejando a H. H. Swinnerton, creo que el paso hacia la placa columnar única, vino dado por la eliminación del imbricamiento en cuña. Estadío que coincide con las muestras analizadas. Os muestro las dos soluciones una con el imbricamieto figura 7 y otra sin el. Figura 8.

De apuntes del año 1992 de José Martín Roldán
24 de febrero de 2015 José Martín Roldán