MÓSTOLES PROGRESA


Estamos en recesión, pese a todo, las obras de expansión de Móstoles con el ferrocarril a Navalcarnero continúan, para ejemplo de este único lugar en el mundo cuya economía en auge necesita de nuevos caminos, para el movimiento de masas de ciudadanos.
¡Es increíble! ¿Que formula aplica este gobierno para tanta bonanza? Habrá que exportarla. ¡Que sirvamos de ejemplo de prosperidad, en un mundo que va de capa caída!
Aquí mirar nuevos objetivos para aprovechar lo rural en nuevas alternativas de crecimiento sostenible nos resbala. Es tanta nuestra industria y tanta nuestra escasez de mano de obra, que por fuerza mayor, irremediablemente, hemos de pasar por encima de nuestra campiña pisoteando la historia que el tiempo en forma de libro con paciencia ha ido escribiendo, libro, que al fin y al cabo es una minucia que solo embelesa a soñadores y al lado del porvenir que se vislumbra con nuestro gran desarrollo industrial y urbanístico, mejor convertir el campo en carreteras y ferrocarril siguiendo el dictado de economistas, políticos y banqueros, que al fin y al cabo son los que han convertido la tierra en el paraiso que tenemos.
Las grandes metas y objetivos, de un mundo mejor, asfaltando el planeta, sacandole brillo, inventariando animales y vegetales y colocando cada árbol en su sitio y cada pájaro en su árbol, se ha de conseguir, a pesar de la oposición de algún retrogrado ecologista, para el bien y prosperidad de nuestro Móstoles.
¡Adelante! ¿Habéis oído hablar de crisis? ¿Qué es eso?
José Martín Roldán.